sábado, septiembre 15, 2007

Se equivoca Antulio

En su columna de hoy, el buen amigo Antulio Sánchez acumula algunos errores sustanciales sobre ICANN. ¡Todo por no preguntar!

1. Desde el título. Usar un título como "El gobierno" para un artículo sobre ICANN es revelador; alimenta el mito de que ICANN es como "el gobierno de Internet". Quienes hemos construido ICANN hemos tenido que trabajar arduamente para mantener a la organización constreñida a su encargo muy específico de coordinación del sistema de nombres de dominio, el sistema de asignación de direcciones IP, y el mantenimiento de algunos parámetros técnicos, a pesar de los muchos llamados a llevar a ICANN a campos como spam, phishing, delito informático, etc.

2. Antulio ignora, asumo que de buena fe, la originalidad de ICANN como reunión de actores de todos los sectores interesados ("stakeholders") en un mecanismo lo más posible democrático, construido de abajo hacia arriba, global, y de un libre acceso inigualado en otros organismos internacionales y efectivos.

3. Si hay que revivir alguna discusión sobre .cat conviene hacerlo con información más completa. Sin negar que los proponentes de .cat pueden haber tenido, y seguir teniendo, un interés nacionalista o incluso provincialista, debe saber Antulio de la muy buena acogida que tuvo .cat en las comunidades de origen catalán fuera de la península ibérica (entre otras, en México). Hasta que este carácter internacional, cultural y lingüístico, no fue probado, no pasó .cat.

4. A lo mejor no es hoy el mejor día para revivir la controversia sobre .xxx (que no morirá). Una lectura cuidadosa de las transcripciones de las reuniones de ICANN, y una reflexión cuidadosa sobre el uso de un nombre de dominio para significar el tipo de contenido que se proponía para .xxx, a nivel digno de un profesional de Internet, le habría mostrado a Antulio las múltiples deficiencias de la propuesta. Hay incluso un RFC de la IETF que lo explica ampliamente. Enfocarse en el papel ideológico es una buena bandera pero una mala herramienta de análisis. Y cuestionar el papel de Brasil en la oposición a .xxx le vendría bien a Antulio.

5. Donde no hay discusión es en la necesidad de reducir hasta eliminar el papel asimétrico que juega E.U. en ICANN. Pero en lugar de agitar una varita mágica en 2007 conviene al intelectual serio que es Antulio repasar las alternativas que se discuten desde 1996 y construir una viable. Sumarse al discurso amorfo que rueda actualmente no contribuye a una solución. Y hay que apurarse, el Internet Governance Forum desplegará algunas de las peores opciones - eso es seguro.

He discutido algunos de estos asuntos a fondo en un artículo recién publicado en la Revista Mexicana de Política Exterior.

2 comentarios:

  1. Muy buena respuesta Alejandro. Especialmente te agradezco la sensibilidad hacia la cultura catalana.
    Yo era uno de los catalanes que residía en el exterior y apoyé todo lo que pude la iniciativa.
    Es difícil de entender cómo es que una gran mayoría entiende el .CAT como de una zona geográfica, cuando es bien claro que se otorgó a una comunidad lingüística y cultural.

    ResponderEliminar
  2. Recomiendo leer la explicación de los votos a la última resolución sobre el tema del .xxx y la discusión que sobre el tema sostuvieron los miembros de la junta directiva de ICANN en la reunión de Lisboa en marzo de 2007. Ver: http://www.icann.org/meetings/lisbon/transcript-board-30mar07.htm

    Saludos,
    Pablo Hinojosa

    ResponderEliminar